Chaquetas Bomber

Las chaquetas Bomber se diseñaron para los pilotos de aviones bombarderos, de ahí el nombre. Se popularizaron entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, y actualmente es una de las chaquetas más populares del mundo, tanto para personal militar como para el público civil.

¿Por qué comprar una cazadora Bomber en 2018?

Porque el diseño ha permanecido prácticamente inalterado a lo largo de sus casi 100 años de historia. Esto es porque las cazadoras bomber cumplen su función a la perfección, dar abrigo con la máxima comodidad posible. Además son de calidad y realmente bonitas.

Aunque nunca han pasado de moda, el personal militar sigue llevándolas, es ahora cuando más relevancia están consiguiendo. Sin desmerecer la corriente que hubo a finales de los 90.

Lo bueno es que es atemporal y no pertenece a ningún grupo urbano. El hecho de que el origen haya sido el uso militar, hace que cualquiera al que le guste su diseño pueda llevarla. Tanto es así, que multitud de marcas las venden, tanto las low cost como marcas para un público dispuesto a gastar más dinero.

Chaquetas Bomber: Un poco de historia

La primera chaqueta bomber aviador era de gruesa piel por fuera y lana de oveja por dentro. Se diseñó en los años 20 para que los pilotos de bombardero, que volaban a gran altitud con la cabina descubierta, no sufrieran de congelación. Llegaban a alcanzar -60ºC bajo cero.

Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la tecnología había avanzado y las cabinas de los aviones eran cubiertas, el material de las cazadoras de piloto cambió al nailon. Más ligera, más económica de fabricar, y tenía propiedades ignífugas.

La primera bomber de nailon la diseñó la empresa Alpha Industries en 1944, bajo el nombre de B15. Esta misma empresa, en 1950, diseñó la mítica Bomber Alpha Industries MA-1.

Su calidad y diseño fueron tan sobresalientes, que se convirtió rápidamente en la chaqueta oficial de vuelo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y de los pilotos de la Marina.

Hoy, casi 100 años después, el diseño de las chaquetas bomber sigue vigente y son cada vez más los que la llevan.